martes, 18 de abril de 2017

Cabal:El nacimiento de un pueblo (obra teatral)



Doy a conocer continuación una sencilla obra teatral alusiva a los primeros años de Santa Rosa de Cabal, con el fin de brindarle a los educadores recursos pedagógicos  para que sus alumnos conozcan los aspectos esenciales que dieron origen a nuestra ciudad. El texto, se improvisó y se escribió en  una cafetería, acompañado con un grupo de padres de familia que querían un libreto para ser  representado pos sus hijos en el colegio , el día de la fundación de Santa Rosa.

Personajes:

Fermín López . Fundador.
Narrador
Colono uno: encargado con un tambor de hacer los redobles .
Colono dos (Eustaquio)
Cono tres  (Capristano)
Sacerdote (José Ramón Durán de Cázares.
Doctor Pascual López (Ingeniero)
Don Guillermo Villegas (Personero)


Los colonos venían de la Provincia de Antioquia.


Cuadro 1º.

Voz del narrador:

El 13 de octubre de 1844, los colonos  que habían salido de Salamina entre ellos Fermín López, José Hurtado, Gregorio Londoño, José Antonio Pino, hacia la Provincia del Cauca, realizaron su sueño de fundar un nuevo pueblo libre de los conflictos y enfrentamiento con un terrateniente cuando vivían en tierras del sur de Antioquia de donde provenían.

Redoble de tambor.

Colono uno: llega apresurado del campo. ¿Cuál es el motivo de esta reunión?
Colono dos: ¿Cómo? ¿Usted no sabe que van a publicar por bando el decreto que firmó el presidente Pedro Alcántara Herrán en la que autoriza la fundación de nuestro pueblo y seremos propietarios de los terrenos que nos harán dueños de nuestro destino, sin el acoso ni la explotación de ningún terrateniente sin alma ?
Colono uno (emocionado) ¡Qué buena noticia¡ Por fin Dios escuchó nuestras oraciones , vendrán también muchas personas de otros lugares y empezaremos a progresar sembrando maíz, alimentando con el maíz que sobra a los marranitos y a las gallinas. ¡Míre, va a empezar la lectura del bando ¡

Redoble de tambor.

Fermín López lee Acta de Fundación . El Presidente Pedro Alcántara Herrán :

DECRETA 


Concédense doce  mil fanegadas de tierras baldías para la formación de una nueva población en inmediaciones del río San Eugenio en la Provincia del Cauca, República de la Nueva Granada.

Colono tres grita desaforadamente. Doce mil fanegadas Qué maravilla.

Colono uno. Silencio Capristano, deje que prosiga la lectura del decreto, para cumplir con la norma que exige dar  a conocer de los habitantes el texto de las leyes y decretos, esto se llama promulgación.

Continúa Fermín López con la lectura del decreto: La nueva población se denominará CABAL.

Colono tres: a manera de protesta: ¿Cómo así que CABAL, no quedamos, que cuando se cumplieran nuestras oraciones, el nombre sería el de Santa Rosa? 

Colono uno: Por favor Capristano, deje escuchar , no sea imprudente.

Continúa Fermín López: Artículo segundo: de las doce mil fanegadas se separan doscientos fanegadas , donde quedará el área urbana de la población, donde quedarán la iglesia, la plaza principal. la casa consistorial o alcaldía, la escuela y la cárcel.

Colono uno. le susurra a Capristano al oido: ahora viene lo bueno.

Continúa Fermín López: Se le concederán a cada familia una finca hasta sesenta fanegadas de tierra en la zona rural para cultivos y ganado.

Colono tres : eso está muy bién , vamos a sembrar maíz, con lo que sobre, alimentaremos muchas gallinas y cerdos y a lo mejor, la Providencia será con nosotros tan generosa que tal vez dentro de muchos años nos llamarán gueveros y vendrán de todos los lugares de Colombia muchos visitantes a probar  los deliciosos chorizos que nuestros caribajitos producirán. Un aplauso por todos esos beneficios que hemos recibido.

Continúa Fermín López. Artículo cuarto: las personas que fijen su residencia en Cabal no tendrán que alistarse en el ejército por el término de doce años.

Colono tres: Eso sí que es importante¡ pues, nuestros próceres se bajan de su pedestal cada diez años y  arman una guerra civil, en la que destruyen todo lo que hemos construido con esfuerzo y amor. 

Continúa Fermín López: Este decreto fue expedido en Bogotá el 23 de agosto de 1844 y firmado por el Presidente Pedro Alcántara Herrán..

Fermin López. Con el decreto en la mano y dirigiéndose a los asistentes se dirige a una mesita humilde y dice:Yo Fermín López, hoy 13 de octubre de 1844 firmo como  testigo de la lectura del decreto que autoriza la fundación de CABAL , con el policía Vicente Muñoz y José Lopez. Los tres estampan la respectiva firma en el documento.

Aplausos y vivas por parte de los asistentes.

Colono tres con cara de aburrimiento: Bueno, como al pan pan, vino. vino. nosotros habíamos quedado que el nombre de nuestro pueblo sería Santa Rosa en honor a Santa Rosa de Lima y porque llamaron Cabal a nuestra querencia?

Colono uno: pues preguntemosle a Don Fermín .
Colonos tres y uno : felicidades don Fermín por haber permitido hacer realidad nuestro sueño, de ser dueños de nuestro terruño sin desalmado y ambicioso latifundista que nos jodiera y estuviera quedándose con el fruto de nuestro trabajo, como ocurrió en Salamina; pero con todo respeto mi don, yo quisiera preguntarle el porque del nombre, pues nosotros de común acuerdo y casi jurando angte una talanquera de cruces que se llamaría Santa Rosa y no Cabal.

Fermín López: pues donde manda capitán, no manda marinero, el señor Gobernador de la Provincia del Cauca, a la qué pertenecemos, Jorge Juan Hoyos, dijo que en Colombia hay muchos lugares llamados Santa Rosa como Santsa Rosa de Osos, de Simití, de Viterbo y otras y para ser originales , el Gobernador insinuó que se llamaría CABAL, en homenaje al héroe de la independencia, fusilado por los españoles JOSÉ MARÍA CABAL, nacido en Buga que es la capital de la provincia del Cauca y... además, era primo del Gobernador.

Colono tres. a mí no me sigue gustando la cosa, desde Buga se amangualaron para imponernos su decisión, tenemos que dejar nuestra voz de protesta.

Femín López con su ánimo conciliador. Bueno, no vamos a ensombrecer este maravilloso momento, pues después de Dios, hoy somos dueños de nuestro destino y como decimos los arrieros....¡en el camino se enderezan las cargas¡

Y como dicen los arrieros: En el camino se enderezan las cargas.

Cuadro dos:

Narrador: Fermín López, había llegado a Cabal, siendo casi un anciano; su misión en el momento en que sus fuerzas estaban menguadas por las duras faenas del campo y las largas travesías por las selvas, había terminado y se refugió en los parajes de Santa Bárbara, donde moriría dos años después, en 1846. El vacío de liderazgo que dejó con su partida al encuentro con el Señor, fue reemplazado por otro personaje "con perfil de montaña", que llegó ese mismo año: el padre José Ramón Durán de Cázares. La primera iglesia la construyeron los colonos donde hoy queda la papelería Cauca y la casa Los Fundadores.

Los colonos muy pronto agotaron las tierras asignadas inicialmente y ante el entusiasmo de los habitantes de CABAL para marchar por la senda del progreso, en 1849 la Asamblea Provincial caucana cedió otras doce mil fanegadas de tierras baldías para ser repartidas entre los nuevos colonos.

Voz del sacerdote José Ramón de Cázares que se dirige a la reunión de los colonos.Ya se ha construido la Casa de Dios y ahora tenemos que organizarnos para ir progresando aplicando el principio que la "unión hace la fuerza", pues además de las obras que hay que construír tenemos que estar preparados para prevenir y combatir por las siniestras epidemias que nos azotan periódicamente como el cólera, la disentería y la viruela que mata o desfigura y deja ciego a ,los sobrevivientes.

Colono tres: y esa plaga bíblica de la langosta es una nube de insectos que no permite ver ni la luz del so, y y es tan devastadora que acaba hasta con el nido de la perra.

Sacerdote: así es Capristano, para eso nos vamos a reunir, actuando "todos para un o y uno para todos" formando una JUNTA DE SALUBRIDAD para garantizar las medidas para prevenir las enfermedades.

Colono uno: Padre necesitamos una escuela y no tenemos plata y un camino para comunicarnos con las nuevas poblaciones que se fundarán.

Padre un poco enojado: pues eso, es lo que le quiero decir, si me permiten continuar. Qué sugieren ustedes ?

Colono tres: Yo sugiero, para empezar que hagamos unas  mandas (recolectas), por los CUATRO PARTIDOS EN QUE SE HA DIVIDIDO CABAL (norte, sur este y oeste). Con los aportes compraremos cuadernos y le pagaremos al maestro de la escuela. Además , todos construiremos un puente sobre el río Otún , "de madera fina labrada y techo de paja" y le cobraremos a los viajeros un peaje llamado pontazgo y con este ingreso, costearemos la escuela .

Padre: Bueno, como ahora se respiran aires nuevos y se anuncian grandes reformas acordaremos la formación de LA JUNTA DE SALUBRIDAD que es la mejor expresión democrática y participativa de nuestra comunidad que además se encargará de asignar el Trabajo Personal Subsidiario.

Colono uno: qué significa eso, padre?: la ley nos dice que debemos clasificar al pueblo en tres categorías, de acuerdo a la capacidad económica , para trabajar determinados días al año en las obras públicas como caminos, escuela , la plaza pública y todas las obras necesarias para progresar..




Narrador. Y organizado de esta manera, empezó a progresar CABAL, el peaje que se cobraba por pasar el puente sobre el río Otún produjo las rentas para financiar la educación y otras obras adicionales , hasta que en 1855, la provincia del Cauca, le arrebató estas rentas, circunstancias que indignaron a la población que expresaron su protesta con energía.

Colono uno, indignado.¡ Cuando habíamos creído que nos habíamos liberado del yugo de los españoles, de la opresión colonial y la explotación del terrateniente, viene la Provincia del Cauca y nos priva de los ingresos del peaje, sabiendo que ese puente lo construímos con nuestras propias manos. Obedeceremos, porque somos un pueblo respetuoso de la ley , pero dejaremos claro ante la historia la constancia de nuestra inconformidad.

Narrador.Los frutos del esfuerzo colectivo  muy pronto se videnciaron con la construccón de la escuela a partir de 1852 y en ese mismo año, gracia al progreso, la aldea se convirtió en DISTRITO PARROQUIAL , que equivale al municipio de hoy, teniendo derecho ya a tener un alcalde y en vez de la junta de salubridad , tener un CONCEJO formado por tres ediles y obtuvieron como lo querían desde un principio que su pueblo se llamara Santa Rosa agregándole el Cabal como respeto al héroe de la independencia.

Colono tres. Fermín López, nuestro líder tenía razón: en el camino se enderezan las cargas, ya que el nombre de la aldea será por siempre Santa Rosa. Hemos cumplido nuestro sueño .

Viva, el Distrito de Santa Rosa de Cabal¡ ¡Viva nuestro primer alcalde Vicente Vásquez¡ nuestro esfuerzo, constancia y fe en Dios, nos depara un luminoso porvenir,  

Puente sobre el Campoalegre. Un puente como este , pero con techo de paja fue el que construyeron los primeros colonos sobre el río Otún.


Narrador. Muy pronto los santarrosanos dejaron de lamentar la pérdida del peaje sobre el río Otún y  para seguir gozando de rentas para la educación se unieron con Villamaría y el empresario Félix de la Abadía construyeron el camino del Privilegio que unió al Cauca( Cartago) con Antioquia (Manizales), a cambio el Estado les permitió a los tres socios disfrutar un peaje por más de cincuenta años.
El tiempo pasó, fueron duros los años vividos por los primeros pobladores, las guerras civiles, las epidemias y las plagas moldearon el espiritu santarrosano, dándole fortaleza para afrontar con decisión los retos y las visicitudes del futuro.
 En 1870, se deja la manzana que hoy ocupa la plaza de Bolívar para plaza principal que empezó a llamarse después parque de Colón y se señala el sitio para construir la nueva iglesia y la Casa Consistorial o alcaldía, luego en 1894, la ciudad se enriquece academicamente con la llegada de  los sacerdotes de la Comunidad Vicentina, desde Francia que fundaron la Escuela Apostólica, el café se convirtió en ese maná vegetal que dinamizó nuestra economía y finalizando el siglo XIX, se empezó a construir la primera escuela oficial de niñas, la Escuela San Vicente, el primer acto de esta importante obra fue la particiapación de todas las mujeres santarrosanas con un aporte en dinero o en especie: un pisco, una gallina, dos tapias o dinero en efectivo.

Parque de Colón, 1928.


Cuadro cinco.

Narrador: Año de 1930. Un joven profesional, el ingeniero  Pascual López, hijo de uno de los educadores de la ciudad, empezaba a destacarse por sus proyectos en beneficio de Santa Rosa. En el referido año se conmemoraban los cien años de la muerte del Libertador y eran muchos las ideas para celebrar la referida efemérides.


En el parque de Colón, el doctor Pascual López, conversa con el Personero Municipal, don Guillermo Villegas ,quien en esa época era el encargado de hacer las obras públicas, la época ha cambiado y la indumentaria no era la del colono o campesino,; vestían ya de saco y corbata.

Doctor Pascual López: Ya sabe la noticia, don Guillermo?no, Doctor Pascual, cuál es?

Don Pascual:como en este año se conmemoran los cien años de la infausta muerte de nuestro Libertador Simón Bolívar, el gobierno central he expedido una ley que obliga llamar a las plazas principales de los municipios de toda Colombia, Plazas o parques de Bolívar, según el caso.

Don Guillermo Villegas: entonces en Santa Rosa tendremos que cambiar en Santa Rosa, el nombre de nuestro parque de Colón por el de Bolívar .

Doctor Pascual López, me temo que sí, señor Personero. Pero yo tengo una idea, por que no transformamos totalmente el parque de Colon ; haré un diseño con estilo republicano. Ya no será parque porque no tendrá árboles en la parte central y será plaza porque estará formada por zonas duras, con senderos peatonales, prados y luminarias.

Don Guillermo: a mí me parece una idea estupenda , vamos a socializarla con la población y las autoridades locales. Con esta obra, Santa Rosa dará un paso decisivo a la modernidad .


Narrador:Los santarrosanos aprobaron los planos presentados por el ingeniero Pascual López, quien con sus propias palabras nos relata como fue este trascendental proceso para la ciudad:" los trabajos se iniciaron en abril de 1930, empezando por derribar árboles de abarcadura entre yarumos , cipreses, palmas y laureles y en medio de un clamor de protesta por la destrucción de tan generosos amigos plantados por nuestras propias mano, como reza el himno del árbol . Pero eñ motor que todo lo allana , impuso su querer para dar paso y vida a los nuevos conceptos de las plazas duras, bullangueras y republicanas. Dentro de ese concepto, tampoco tenía cabida la hermosa pila del antiguo parque por lo cual se ordenó el desmonte de sus piezas en depósitos municipales para erigirla más tarde en uno de los parques que se planeaban en la ciudad , tales como el de la plazuela del Rosario, haciendo bello contrastre con el monumento de Fermín López."

Don Guillerom: Eso es perfecto y la plaza estará enmarcada por unos árboles llamados araucarias que le darán realce a nuestro hermoso templo. Estoy seguro que Santa Rosa tendrá una de las plazas más hermosas de Colombia.

Narrador. La hermosa obra se terminó en 1931, las araucarias valieron $45ºº, pero desafortunadamente, la pila nunca se volvió a instalar en la ciudad y se la llevaron para Manizales.

Colono tres, desde el cielo y en tono malicioso con la mano en la boca: ¡La cambiaron por un radio¡  








        
"El nombre de la plaza de Colón perduró hasta 1930 cuando fue inaugurada la actual con el nombre de Plaza de Bolívar y no parque de Bolívar como quedó arraigado en muchas mentes, pues la actual perdió por completo las características de parque, para convertirse en una verdadera plaza y escenario de la vida civil, turística y democrática de la ciudad , no tan solo por el cambio de su nombre , sino por su nueva presentación adusta, dura, sencilla y espaciosa , con muestras góticas esparcidas dentro de un panorama de verdura , que enmarcan en estrecho abrazo las rectas y las curvas, únicas verdades geométricas que engendran vida y calor a la misma naturaleza" Pascual López  Libro Santa Rosa de Cabal historia e imágenes, de Jaime Fernández B.

Cuadro final.

Narrador,Estos fueron los antecedentes de una gran ciudad, moldeada por valores como el trabajo colectivo, la fe, la solidaridad y la primacía del interés general sobre el particular. Sus abnegados funcionarios rubricaban sus actos administrativos con la expresión "DIOS Y PATRIA".

Hoy son otros los valores que rigen la sociedad , hemos perdido sentido de identidad y el civismo que caracterizaron el espíritu de los fundadores, pero con un esfuerzo colectivo que integre a las autoridades, educadores y ciudadanía en general podemos hacer renacer el alma del pasado, por que aún en los pliegues más profundos del alma de los niños y niñas de hoy se encuentran impresos en sus genes la gran herencia cultural de nuestro pueblo.

Jaime Fernández Botero.     






viernes, 14 de abril de 2017

Breve historia del Concejo Municipal de Santa Rosa.

Sinopsis histórica del Concejo de Santa Rosa de Cabal
                               
Santa Rosa de Cabal fue fundada el 13 de octubre de 1844 con el nombre de Cabal, ubicada en la Provincia del Cauca en La Nueva Granada. Inicialmente fue gobernada por un regidor y dependía administrativamente de Cartago. La aldea empezó a progresar muy rápidamente, gracias a las doce  mil fanegadas de tierra que el Estado cedió a la nueva población inicialmente y otras doce mil en 1849, con el fin de repartirlas entre los colonos  que gradualmente iban llegando. Inicialmente una junta de salubridad era la encargada de de coordinar las medidas para contrarrestar las frecuentes epidemias que asolaban a la población, pero también operaba como órgano representativo de la comunidad para tasar e imponer algunos aportes y clasificar a los ciudadanos de acuerdo a su capacidad económica para trabajar en las obras públicas como contraprestación por las tierras concedidas a los colonos (hasta sesenta fanegadas) para sus cultivos. En 1852, La Asamblea Provincial del Cauca, reconociendo su auge y pujanza la elevó a la categoría de Distrito Parroquial  equivalente hoy al de municipio, circunstancia que significaba tener  una estructura administrativa  autónoma encarnada en un Alcalde y un Concejo Municipal. .El referido acto administrativo también varió el nombre inicial de la localidad por el de Santa Rosa y como un acto de elegancia yuris se conservó la palabra Cabal para seguir honrando al héroe de la Independencia José María Cabal cuya memoria era objeto de veneración en Buga, ciudad que entonces era la capital de la provincia.

Distrito de Santa Rosa de Cabal.  El nuevo organigrama jurídico cobra plena vigencia a  partir de 1853  cuando se nombra al primer alcalde de la ciudad a VICENTE VÁSQUEZ, uno de los fundadores y se elige el primer Cabildo o Concejo integrado por los señores MARTÍN LÓPEZ, VICENTE SUÁREZ y CORNELIO RODRÍGUEZ.

Martín López fue el más destacado de los tres vocales elegidos para integrar el cabildo pues a pesar de no saber leer ni escribir también ocupó la alcaldía de la ciudad en varias ocasiones; una de ellas en 1857, lo que revela su liderazgo y capacidad para afrontar los retos de la época como la guerra iniciada en 1859 y terminada en 1862. Todos sus decretos y actos administrativos eran firmados a ruego por alguno de los habitantes de la ciudad. Uno de los acuerdos Más importantes expedidos por el Cabildo en el primer año de sesiones fue la creación de la escuela primaria y los fondos necesarios para su funcionamiento provenían del producto del pontazgo que se cobraba por el paso de viajeros por el puente sobre el río Otún. En cumplimiento del referido acuerdo tomó posesión con todas las formalidades legales el preceptor Rafael Granada del destino de director interino de la escuela, establecimiento instalado inicialmente con 25 alumnos y mientras se tomaban las providencias para la construcción del referido inmueble se tomó en arrendamiento una casa en la zona urbana.

Plaza de Colón de Santa Rosa de Cabal




MOSQUERA DEGRADA A SANTA ROSA.  En 1859, Tomás Cipriano de Mosquera gobernador del Estado del Cauca, efectuó una reforma administrativa degradando a Santa Rosa, privando  a la población de su condición de distrito y anexándola en calidad de corregimiento al distrito de María (hoy Villa María ). A pesar de Las cartas del alcalde de entonces y el malestar de los habitantes la reforma se hizo efectiva suprimiéndose por consiguiente el cargo de alcalde y por supuesto el cabildo municipal. La dependencia de Villamaría se prolongó durante la guerra y durante el régimen Radical recobró su autonomía con el nombre de Villa de Santa Rosa por allá en 1864.




 Muchos fueron los vocales que dejaron una huella indeleble en la historia de la ciudad, pero por motivos de espacio sólo nos referiremos a algunos de ellos.
El señor Martiniano Trujillo había llegado de Aguadas con su esposa y sus 17 hijos; muy pronto su carácter y don de mando le merecieron la confianza de los santarrosanos exaltándolo a la condición de concejal, cargo que honró participando en la realización de importantes obras como la construcción a finales del siglo XIX  de la escuela de niñas bajo la dirección de las Hermanas de la Caridad procedentes de Francia obra que en la época demandaba significativo recursos económicos.  En los albores del siglo XX, y en plena guerra de los Mil Días, Martiniano Trujillo fue nombrado alcalde de la ciudad; empezó vacilante, reconociendo ante sus superiores el desconocimiento de las normas de policía y solicitando el relevo del cargo; pero una vez pasado la prueba de fuego, se consolidó como uno de los mejores alcaldes de la ciudad, a pesar de su fuerte temperamento que motivó grandes choques con sus detractores. Su familia ejerció una gran influencia en las dos primeras décadas del siglo XX, pues don Martiniano fue muchas veces alcalde y sus hijos entre los que se contaban Genaro y Luciano, fueron concejales y alcaldes en varias oportunidades. Don Martiniano Trujillo fue el bisabuelo del expresidente César Gaviria Trujillo.



Otro de los concejales que suscitaron o admiración o rabia, pero nunca indiferencia fue don Pedro Luis Jiménez, su vida estuvo inmersa en las luchas políticas del tempestuoso período comprendido entre 1920 y 1930, erigiéndose en el líder absoluto de una de los partidos en Santa Rosa y dueño de las mayorías políticas. En 1927, en un hecho sin precedentes y fuertemente cuestionado por sus rivales políticos invitó al gobernador del departamento y a sus secretarios de despacho y a todos los integrantes de la Asamblea de Caldas; durante dos días fueron atendidos a cuerpo de rey. Licores finos, banquetes pantagruélicos , golosinas , salones de recepciones lujosamente adornados, golosinas, grupos musicales consumieron buena parte del presupuesto del municipio llegando a la escandalosa cifra de mil pesos, pero la rabia y la indignación cesaron cuando al poco tiempo la Asamblea departamental votó una partida millonaria para la época para culminar el acueducto metálico recién inaugurado.

Por allá en 1928, el Concejo se vio envuelto en un fuerte enfrentamiento con un sector de la Iglesia y Pedro Luis Jiménez que era el presidente fue cuestionado desde el púlpito por un influyente levita y desde las plazas públicas por un sector de sus copartidarios. Comenzaba a declinar la estrella del referido líder, perdiendo las elecciones y sus mayorías en la ciudad. Entre 1937 y 1938, su hijo Gabriel Jiménez Panesso ocupó la alcaldía de Santa Rosa representando al partido político contrario al que militó su padre.

Casa de Guayabito donde vivió don Pedro Luis Jiménez


.
Marco Fidel Suárez y el Concejo de Santa Rosa de Cabal. Marco Fidel Suárez nació en Hatoviejo, actualmente Bello, Antioquia el 23 de abril de 1855. De humilde origen, fue escritor, filólogo, gramático, humanista y experto internacionalista. Fue elegido para el período presidencial de 1928 a 1922, pero no pudo terminar su mandato por intrigas políticas. En su gobierno se impulsaron obras de gran importancia para el futuro del país como la aviación, pues se estableció la Compañía Colombiana de Navegación Aérea, segunda empresa de aviación comercial aérea del mundo; la primera fue la KLM de Holanda. En 1920 Marco Fidel Suárez, visitó a Santa Rosa y la llamó Ciudad Modelo.



En sus cartas se refirió a Santa Rosa “como la ciudad que más nos quiere en el Quindío”;y cuando su obra e integridad moral fue duramente atacada por los políticos, especialmente por Laureano Gómez, recibió entre muchos otros marconis ofreciéndole respaldo como el de un santarrosano,  Emilio Franco que a continuación se transcribe: " Nuestra familia entre hermanos , primos , sumamos 50 soldados ; pocos, pero activos ofrecémosle sangre defensa gobierno"   por eso, el 1927, cuando falleció el escritor, el Concejo de Santa Rosa expidió la resolución número 1 lamentando el fallecimiento del ilustre personaje, en los siguientes términos:

Resolución número 1

El Consejo (sic) Municipal de Santa Rosa en uso de sus atribuciones legales y

Considerando:

1.    Que ayer en las primeras horas de la noche murió en la capital de la república el escimio (sic) hombre público, expresidente de la República, señor don Marco Fidel Suárez.
2.    Que el señor Suárez prestó a la Patria importantes servicios por su claro talento y su vasta ilustración.
3.    Que fue un defensor decidido de las instituciones y de la Religión Católica a las cuales dedicó su brillante pluma dando a la vez alto ejemplo por la austeridad de sus costumbres, y
4.    Que es un deber de los colombianos reconocer los méritos de sus buenos servidores y recomendar a la posteridad las virtudes de sus hijos preclaros para perpetuar así su memoria.

Resuelve.


1.    Laméntase como una positiva desgracia para la Patria la muerte del señor don Marco Fidel Suárez Ex presidente de la República.
2.    El Concejo se asocia al duelo nacional ocasionado por la muerte de tan distinguido patricio y dispone que la bandera nacional sea izada a media asta en señal de duelo en la Casa Consistorial y establecimientos oficiales de educación.

Copia de esta resolución será enviada al Presidente de la República y a la familia del extinto y publicada por bando.
Santa Rosa de Cabal, a cuatro de abril de mil novecientos veintisiete.

El Presidente: Jesús García López.

Humilde casa donde nació Marco Fidel Suárez, conservada en Bello Antioquia.



Tensiones en las relaciones  del  Concejo y a Alcaldía. En 1930 gana las elecciones El doctor Enrique Olaya Herrera, terminando así la hegemonía conservadora. En todos los municipios del país se nombraron alcaldes de la misma filiación del Presidente; esta circunstancia propició fuertes tensiones en los municipios como el de Santa Rosa cuando las mayorías de los concejos pertenecían al grupo político diferente el del burgomaestre.” Una leonera”, era la expresión de los gobernantes locales para describir las difíciles condiciones de gobernabilidad creadas por las fuerzas en disputa que a veces estallaban, como en 1933, en asonadas abriendo profundas cicatrices en el tejido social. La gobernación de Caldas optaba, cuando el orden público se afectaba notoriamente, por nombrar alcaldes de otros municipios quienes eran rotados en los sitios de conflicto.

Durante la hegemonía Liberal, después de 1930, algunos profesores comprometidos con el conservatismo fueron desvinculados como institutores del municipio, el Concejo Municipal auspició la creación de la Escuela Católica con los docentes que iban quedando cesantes.



Y así, reflejando en sus ejecutorias la realidad nacional, propiciando gracias al liderazgo de sus integrantes valiosos aportes a la sociedad o focos de perturbadoras tensiones  políticas, las corporaciones municipales continúan su marcha institucional. El juicio de la historia dirá si estuvieron a la altura de su trascendental misión.   



martes, 21 de marzo de 2017

Circo sin pan.


Circo sin pan.

La revolución informática ha generado una profunda transformación en la sociedad actual, produciendo lo que Vargas Llosa llama “La Civilización del Espectáculo”, donde le concepto tradicional de cultura se ha desnaturalizado para dar paso a los libros y programas de “entretenimiento”, donde lo grotesco, trivial y frívolo se constituyen en condimentos para seducir a un público superficial, ajeno y renuente a hacer un mínimo esfuerzo mental para elevar su capacidad intelectual. Hoy las celebridades del espectáculo iluminan con su ilusoria, fugaz y famélica luz a un mundo encandilado por sus goles “jugadas de fantasía” y “gestos técnicos” que se repiten, enaltecen y difunden a través de la autopista cibernética por todo el mundo. Sus artífices, son Dioses en Calzoncillos y en los estadios, escenario de sus proezas sólo quedan por fuera Los ladrones y los filósofos, como se decía de los eventos programados en el coliseo romano, Aunque la idolatría hacia estos dioses hechos con materiales averiados ha sido propiciada por los medios de comunicación y su alucinante tecnología moderna, la humanidad ayer como ahora, ha forjado mitos y se ha rendido serviles ante sus héroes, muchos de ellos con pies de barro.



Ídolos de la antiguedad.


 En el siglo III, antes de Cristo se efectuaba en Grecia la premiación de los atletas vencedores en los Juegos Olímpicos; mientras la multitud  de pie y en medio del paroxismo y el frenesí aclamaba a los vencedores de la competencia, Diógenes, un lapidario filósofo crítico acerbo de las costumbres de su época, para dar una lección de censura y reproche, se quedó  “irreverentemente” sentado y como la enardecida multitud lo increpó por su injuria a los considerados héroes vivientes, inesperadamente tomó una de las coronas de laurel  destinadas a ceñir la frente de los idolatrados deportistas y se auto coronó ante el asombro, la indignación  y la rechifla de éstos, el filósofo hizo un gesto que acalló a los espectadores y con voz firme y estentórea expresó: “ SI ADMIRAIS LAS PIERNAS ÁGILES Y FUERTES , CORONAD A LOS VENADOS, SI QUEREIS MÚSCULOS, ALABAD A LOS BUEYES; SI CREEIS QUE EL IDEAL DEL HOMBRE ES RETORNAD AL MUNDO DE LOS CUADRÚPEDOS DEL VENADO Y DEL BUEY, SEGUID CORONANDO A LOS VENCEDORES DE ESTAS JUSTAS; PERO YO CIÑO ESTA CORONA DE LAUREL PORQUE HE VENCIDO CONTRICANTES MIL VECES MÁS PODEROSOS QUE LOS DE USTEDES: LA POBREZA, LA PROSCRIPCIÓN Y EL INFORTUNIO. TUS MÚSCULOS SE ACCIONAN BUSCANDO HALAGOS, MI MENTE RECHAZA LOS ESTÍMULOS DE LOS `PODEROSOS; TUS PUÑOS, ATAN, LOS MÍOS, LIBERAN;. HE VENCIDO A UN ENEMIGO MÁS TERRIBLE: ¡ME HE VENCIDO A MÍ MISMO¡”.

"Sólo se  quedan fuera del estadio los ladrones y los filósofos."


El pueblo siempre necesita ídolos que encarnan sus sueños de grandeza, belleza éxito, poder o dinero; sin embargo, nunca como ahora, los medios fabrican  celebridades que como los chiclets se intercambian, mastican y  escupen y aunque hace parte de la frágil e impresionable mentalidad humana adorarlos y encandilarse con su mortecino brillo , es necesario aprender la lección que dos mil quinientos años atrás nos dejó Diógenes, recibiendo con cautela todo mito que se nos quiera imponer por unos medios manipuladores, desbordados que anestesian y desfiguran la realidad, mientras la plutocracia ( no se blasfema, si le suprimimos la L) formada por dinastías familiares, con vocación de mercaderes usufructuan en su beneficio el poder en detrimento de la salud, la educación y el bienestar del pueblo colombiano. Son instrumentos de esta perversa estrategia, los futbolistas convertidos en dioses en calzoncillos, modelos sometidas al fraude del photoshop, los remiendos estéticos y rellenos de silicona y los extravagantes personajes que centran su protagonismo en la propaganda negra, brindando el escándalo necesario para alimentar la patología y la tendencia mórbida del mundo moderno.

Ahora amigos,  me excusan;  debo terminar aquí  mi columna, pues ya va a empezar el partido de la selección Colombia con Bolivia y … no me lo quiero perder.    

martes, 27 de diciembre de 2016

La fuerza de la historia y el Paisaje Cultural Cafetero



Un astronauta norteamericano describía así las impresiones vividas en su primer viaje espacial: “al principio todos nos dirigimos a la ventanilla de la nave, para ver orgullosos como se perfilaba nuestro nación en toda su grandeza; pero a medida que incursionábamos en el espacio exterior sólo veíamos los continentes, sin fronteras que delimitaran y dividieran a los países y desde nuestra privilegiada óptica notamos como los mares no separaban, unían; las grandes cadenas montañosas, si bien culminan al borde del litoral, emergían del mar continuando su imponente relieve en otro continente y  como en un alucinante rompecabezas se ajustaban los contornos de  los cinco continentes quedando presente en nuestras mentes el pasado común de la tierra, borrado hoy por las disensiones ideológicas, las divisiones políticas  y los prejuicios que dividen al mundo”.
La misma razón de hecho se aplica con nuestra  historia: al principio estudiamos con emoción la gesta de los fundadores del solar nativo, luego, al avanzar en la investigación afloran los fuertes lazos económicos, sociales, políticos y culturales que nos unieron en el pasado con otros municipios con los cuales hoy, carecemos vínculos acordes con el pasado común.

Primeras viviendas de colonos , lo más aproximado al rancho de vara en tierra. (imagen tomada de Internet)


 Santa Rosa fue el distrito que más tierras recibió de la provincia y de la nación en el siglo XIX; sus fundadores, convirtiendo el trabajo en una religión,  abrieron caminos y facilitaron nuevos asentamientos que más tarde tuvieron autonomía administrativa; su extenso territorio se fragmentó para dar vida a distritos como San Francisco, La Villa de María y más recientemente Dosquebradas. Gracias a su estratégica ubicación, Cabal estaba llamada a ser el eslabón que rompiera el aislamiento de las provincias de Antioquia y Cauca, divididas ideológicamente y separadas también por una naturaleza arisca e indomable.

 El decreto expedido por el Presidente Pedro Alcántara Herrán autorizando la fundación de Cabal, primer nombre de nuestra ciudad, obligaba como contraprestación que “ la población quede en un punto donde debe pasar el camino que une a los cantones de Salamina (Antioquia) y Cartago (Cauca)  y en cumplimiento de la referida exigencia a partir de 1856, Santa Rosa, unida con Villamaría y el cartagueño, Félix de la Abadía empezaron la construcción del Camino del Privilegio. Esta obra considerada por el dinámico empresario como “ indicada por el Eterno como el vehículo que había de conducir a nuestro suelo la riqueza de Antioquia” dinamizó la economía de la región gracias a las particularidades propias del proceso de colonización basado en la pequeña y mediana propiedad, las relaciones de confianza y solidaridad inherentes a la  construcción colectiva del patrimonio público como escuelas, casas consistoriales, cementerios, plazas y caminos, propiciaron el nacimiento del Paisaje Cultural Cafetero, cuando el café, nuestro maná vegetal, se insertó en los mercados internacionales.




El Camino del Privilegio unió a las provincias del Cauca y Antioquia e incidió decisivamente parael nacimiento del Paisaje Cultural Cafetero.



La selva separaba a las provincias de Antioquia y Cauca antes d ela construcción del camino.




La obra fue catalogada por Félix de la Abadía como indicada por el Eterno como el vehículo que habría de conducir a nuestro suelo la riqueza de Antioquia.



El carácter excepcional de esta cultura incidió para que la UNESCO  lo declarara Patrimonio de la Humanidad, circunstancia que indudablemente cambió el semblante de los pueblos al valorar y preservar la arquitectura raizal, el patrimonio natural e intangible  y adquirir conciencia de sus perspectivas sociales y económicas.


Sin embargo, queda mucho por hacer, la declaratoria no ha llegado al campo y el tema es griego o mandarín para los campesinos que ven como no hay relevo generacional y se llena la zona rural de chalets y moles de cemento en detrimento de la tipología ancestral. Además, cada población debe incluir  en sus planes de desarrollo y ordenamiento territorial acciones efectivas para proteger los atributos del paisaje y aprovechar las fortalezas de tener un pasado común con el fin de aunar esfuerzos, logística e inversión  para emprender acciones conjuntas y así cumplir con los objetivos de la declaración. Una asociación de los municipios de Manizales, Villamaría, Chinchiná, Santa Rosa, Dosquebradas, Pereira Cartago y otras ciudades afines podría iniciar entre otras obras, la recuperación del Camino del Privilegio, vía que entre el Alto del Yarumo y San Julián en Villamaría conserva su autenticidad y su belleza natural , antes que se borre su histórico trazado con una carretera y en los sitios donde ha sido reemplazado por una vía, como actualmente sucede entre Santa Rosa y el Alto del Oso en Dosquebradas, bordear su recorrido con corredores biológicos conectados con los últimos relictos boscosos existentes,  reivindicando además  el hermoso Santuario de Nuestra Señora de la Virgen de la Pureza donde las imprecaciones de los arrieros asaeteando a las nobles acémilas en el crítico y pantanoso paso se sublimizaron en el imponente lugar sagrado, testimonio de la fe. El proyecto que uniría tres departamentos e incluiría también la recuperación ambiental y la preservación de la esencia raizal de las construcciones,  tendría su punto de partida con la celebración conjunta del Día del Camino del Privilegio.


El Camino del privilegio, entre el Alto del Yarumo y San julián en Villamaría aún conserva su esencia y su biodiversidad.




Los antiguos canalones que vieron pasar a Tomás Cipriano de Mosquera y su ejército y los arrieros que enlazaron lejanías.


Saliendo del hermoso dosel verde , verdadero laberinto natural que aún conserva, aparte de su historia especies alucinantes como la mariposa con alas de vidrio, la mariposa que Dios dibujó pero no pintó.



Paisaje de Santa Bárbara visto desde el camino en ruta hacia el Alto del Yarumo


Una reliquia del pasado: la puerta de golpe que facilitaba el tránsito de viajeros y semovientes pero cumolía simultáneamente con la misión de mantener el cerco en las propiedades.

El doctor Guillermo Aníbal Gartner Tobón en el manantial del Santuario Nuestra Señora de la Pureza en el Alto del Oso en Dosquebradas, que constituía en el siglo XIX  la parte más crítica del camino y donde los arrieros soltaban sus imprecaciones para impedir que las nobles mulas quedaran atrapadas en el fango. Por aquellas cosas de la historia las imprecaciones se sublimizaron en un hermoso santuario que todos creyentes o no debemos conocer.



Los pueblos de la civilización cafetera, trabajando unidos con base en la fuerza de la historia preservarán su autenticidad y belleza escénica, elementos que aparte de reivindicar el sentido de pertenencia e identidad, incrementarán su potencial turístico.
P.D. Más información en el blog: Atalaya Santa Rosa de Cabal: el Camino del Privilegio. Y en youtube: Jaime Fernández Botero: El Camino del privilegio, El Camino del Privilegio, Alto del Oso, Dosquebradas.
        



lunes, 26 de diciembre de 2016

"La Médica" de la Capilla.


"El milagro dijo un pensador , no es más que la aparición súbita de una realidad escondida"

                                                                                                                             Amado Nervo

Al amanecer de 1939, en la vereda La Capilla, el sol había acudido al llamado del gallo como como caso todas las mañanas y al conjuro de su manto de luz la vida se despabilaba, iniciando la naturaleza su concierto cotidiano. El fresco aire matutino, impregnado de finas esencias , traía un nuevo aroma:el dulce y acaramelado olor de la molienda; la época de la cosecha de caña había llegado y siguiendo un rito ancestral los habitantes de la vereda acudían alegres al trapiche con un cañuto de guadua a recibir el melao, zumo de la caña que luego se convertiría en panela. El tiempo de penurias o de "peladez" como lo llamaban nuestros campesinos había acabado; por eso, el jolgorio y la celebración unía a campesinos y labriegos en torno a las hirvientes cubas en un ambiente que embriagaba los sentidos.



Pintorescas viviendas surgían a la vera del ferocarril



Los colores fuertes impactaban de las  casas de bahareque impactaban visualmente y contrastaban con el "verde de todos los colores" propio de nuestra zona rural.



Aunque humildes resplandecían como el metal bruñido pulidas por el incesante barre de las escobas de verbena .


humildes casas de bahareque dignificadas por la explosión multicolor de margaritas novios geranios dalias y rosas.


La Capilla era ceñida por la diadema de acero de los rieles del ferrocarril.


La Capilla.


La vereda La Capilla, era cruzada por la diadema de acero que constituían los rieles del ferrocarril; a su vera se distribuían las pintorescas casas de bahareque que aunque humildes y con piso de tierra, resplandecían como el metal bruñido, pulidas por el incesante barrer de las escobas de verbena y la explosión multicolor de margaritas, novios, geranios y dalias cultivados en modestos tarros, recipientes y micas rotas y desconchadas dignificadas con la belleza de las flores que albergaba..

Leonor, una jóven conocida en el sector por su mente confusa y dispersa, vivía en la finca "Los Encuentros", llamada así porque en sus inmediaciones se unen los ríos San Eugenio y Campoalegre que desde sus nacimientos cubren a Santa Rosa con un refrescante abrazo. Desde muy niña, Leonor, mostró extraños comportamientos asociados con trastornos mentales : era lo que la gente catalogaba como "media lengua", se le veía  absorta hablando sola; con frecuencia los moradores de la vereda la encontraban perorando un largo y enredado monólogo ante un "calvario", sitio donde algún desgraciado campesino había caído víctima de la barbarie humana; una cruz levantada en un recodo del camino, apuntalada por cúmulos de piedrecillas dejadas por los labriegos al pasar recordaban el infausto suceso. Las limitaciones de Leonor hicieron que no fuera a la escuela por eso, no aprendió a leer y a escribir y fiel a su carácter dócil y resignado aceptó que su vida transcurriera entre el hollín y el humo de la cocina donde fue relegada porque según las reglas de juego en el campo, uno debe estar donde es útil.


Los Encuentros, vivienda de Leonor, quedaba cerca de la confluenci,a de los río Campoalegre y Campoalegrito. Al fondo Naranjal 



Contrastrando con el espíritu timorato y medroso de Leonor, su madre, llamada mamá Zoila por los vecinos de La Capilla era la personificación del movimiento y la vereda marchaba al ritmo de su vitalidad. Su casa se convirtió en un blanco palomar desde donde se proyectaba en todas direcciones el influjo de su alma generosa y noble; la casa de mamá Zoila, decían los vecinos, era como la casa del cura: lata segura. (la expresión, lata significaba comida en el argot de antaño). Tenía como todas las matronas de ayer, un conocimiento empírico del poder medicinal de las plantas; sin embargo,  era consciente de las limitaciones curativas de éstas y justificaba la ausencia de resultados en algunos de los tratamientos que prescribía con la expresión " cuando Dios no quiere, el santo no puede". Sentía por los niños débiles y enfermos, que "crecen hacia abajo, como las colas de las vacas" un afecto especial, llegando a convertir su casa en un verdadero hospicio donde albergaba a los famélicos infantes, sometiéndolos a rigurosos tratamientos propios de la época donde no faltaban los baños con leche irrigados directamente de la ubre de la vaca y los tragos de leche caliente con extracto de boñiga para el sarampión y sobre todo, cariño, mucho cariño, porque según su criterio, el amor para el niño, es lo que el sol para las flores. Después de un tiempo, devolvía a los pequeños a sus agradecidos padres rubicundos y regordetes, listos para participar en el concurso del bebé más sano, que entonces patrocinaba la fécula farina.

Cuando la muerte enlutaba uno de los hogares de La Capilla, mamá Zoila se constituía en el apoyo fundamental para que los atribulados deudos superaran la dura prueba; sin embargo y en forma extraña, al culminar los novenarios, su hija Leonor salía de su abstracción y con voz inusualmente clara y segura conminaba a su padre a viajar a Buga a pagar una promesa incumplida por el vecino fallecido al Señor de los Milagros  o a cancelar una deuda insoluta y contraída con el dueño de la fonda de la vereda por otra persona que había entregado su alma a Dios. El padre, bonachón y complaciente , cumplía pacientemente los pedidos de Leonor interpretándolos como una extravagancia más de su desdichada heredera.

El entorno actual de La Capilla.


Hermosas postales que aún recuerdan el pasado .


Antes la caña era el principal producto agrícola de la vereda.


El ferrocarril de Caldas, al borde de la quiebra por falta de pasajeros se fortaleció con el incremento de viajeros que visitaban La Capilla atraídos por la fama de Leonor. 


Antiguo tanque que surtía de agua al tren y que como se ve está a punto de desaparecer. Debe ser recuperado por su valor histórico y está ubicado en Campoalegre Estación en La Capilla.


Una tarde un atribulado padre acompañado por un nutrido grupo de vecinos de La Capilla, acudió a la finca "Los Encuentros" llevando dos de sus pequeños hijos quienes agonizaban víctimas de un extraño mal. Esperaba encontrar en Mamá Zoila la terapia salvadora que le devolviera la salud a sus hijos. En el momento en que la respetable matrona _después de un breve diagnóstico_ iniciaba la medicación, Leonor la interrumpió con decisión y ante la sorpresa de los presentes exclamó:"¡ ese no es el tratamiento¡" Una débil réplica de su progenitora, fue acremente sofocada por Leonor con la expresión:"cuando yo digo burro negro no le busque pelo blanco", procediéndo a suministrarles a los niños un desconocido coctel de hierbas. Esa noche los niños permanecieron en la casa de Los Encuentros y los vecinos contagiados por una extraña corazonada permanecieron en vela en torno a los rescoldos de una fogata.

Se ha dicho que le milagro es "la aparición súbita de una realidad escondida" y esa misteriosa realidad oculta se manifestó a la mañana siguiente: los niños despertaron más lozanos que nunca y con esas pinceladas carmesí que el aire fresco de la montaña deja en las mejillas del campesino. Se constató el pálpito  en  aquella noche de vigilia, noche en que los campesinos -entre el sopor y el chisporroteo de las brazas, juraron haber tenido una revelación: según ellos cuando Leonor parecía hablar sola,  en realidad se estaba comunicando con las ánimas y éstas le habían otorgado el poder de curar como una gracia por las manifestaciones de su alma noble y al pagar las promesas y deudas de quienes en el más allá no encontraban la calma espiritual por no haber podido cumplir con los compromisos adquiridos, en una época en que la palabra empeñada era una escritura pública.

Desde ese momento la historia de La Capilla se dividió en dos. Atraídos por los desbordados comentarios empezaron a llegar enfermos desde los cuatro puntos cardinales. Los habitantes de la vereda esperaban el tren con ansiedad pues los pacientes significaban dinero generando empleo fácil y lucrativo y la economía de la región se orientó a ofrecer servicios a los peregrinos. A lo largo de la vía férrea surgieron innumerables ventorrillos ofreciendo a los visitantes viandas y gaseosas, mientras otro sector de la vereda brindaba alojamiento ya que el número de pacientes era tal que debía esperar varios días para ser atendidos por Leonor cuya fama había trascendido las fronteras regionales y ya ostentaba el flamante título de la Médica de la Capilla un instrumento que Dios había instituido para atenuar el dolor de la frágil humanidad.

Mientras tanto los trapiches y cañaduzales se habían quedado sin mano de obra y el atosigante barullo de la multitud y los problemas de orden público inherentes a las grandes concentraciones de personal enrareció el ambiente y cortó de raíz el melodioso concierto de los pájaros, que asustados ante la nueva realidad emigraban en bandadas abandonando los yarumos carboneros y guayacanes que fueron su santuario.

La Médica de la Capilla oficiaba como médium y por no saber leer ni escribir dictaba las recetas a uno de sus familiares éstas eran sencillas casi que folclóricas: "báñese en la noche de luna llena con agua de rosas rojas trasnochadas" y añadía.."Póngale mucha fe". El viajero daba una donación voluntaria en dinero que aunque pocas veces fue importante el aporte del excesivo número de peregrinos convirtió su vivienda en verdadera "casa de caudales" donde fundas colchones armarios y costales fueron insuficientes para guardar las ofrendas por eso, el circulante aumentó en la vereda e irrigó las humildes viviendas depositados como por los vientos de agosto  mitigando las necesidades de sus habitantes y aumentando el halo mágico y misterios que envolvía el sector.

En 1941 , muy a su `pesar el alcalde de Santa Rosa Juan J. Jaramillo quien defendía a Leonor por haber salvado al ferrocarril de Caldas de la quiebra al aumentar con sus poderes sanatorios el flujo de pasajeros  presionado por el gobernador se vio obligado a conminar a Leonor , como ser rebela en la siguiente carta :

Señora Leonor Ocampo, médica de La Capilla.

En vista del alarmante problema que para las autoridades se ha venido presentando por la aglomeración de gente que diariamente acude a usted para que les recete medicina, me veo en la penosa obligación de manifestarle que de continuar recetando me veré obligado a tomar enérgicas medidas para evitar las continuas peloteras y escándalos de una y otra clase que por allí suceden .

Usted muy bien comprende la situación comprometedora para mi persona como responsable de lo que dentro de mi jurisdicción ocurre por no haber tomado las medidas conducentes. Allí tenemos pleno conocimiento de lo que está sucediendo por parte de personas que acuden en su búsqueda y esto no lo puede tolerar la autoridad..

Leonor y su familia, respetuosas de la ley aceptaron sin renuencia la conminación y se trasladaron a Chinchiná. La Médica de La Capilla, murió después en una humilde vivienda cerca del cementerio.







Casa en La Capilla.



Entrada a los Encuentros


Paisaje en la Capilla



Casa en La Capilla.

Mucho se especuló tratando de buscar explicación a los sorprendentes hechos: era hechicería decían unos, Leonor era la persona elegida por las ánimas para hacer el bién decían otros y el resto opinaba que las curaciones se debían al conocimiento que tenía del poder curativo de las plantas . Sin embargo al analizar las sencillas fórmulas notamos que con la pócima pintoresca y folclórica, prescribía sobredosis de fe una virtud teologal que mueve montañas. Con ello estaba aplicando un axioma que hace dos mil quinientos años atrás ya pregonaba Hipócrates el Padre de la medicina "LAS FUERZAS NATURALES QUE SE ENCUENTRAN DENTRO DE NOSOTROS SON LAS QUE VERDADERAMENTE CURAN". Lo que contribuye a vencer la enfermedad  es la confianza y el deseo del paciente de recuperarse y Leonor,  al conjuro de la fe había activado y desencadenado los sorprendentes mecanismos de defensa del organismo humano.

La fe hizo que Juana de Arco una joven campesina sin experiencia en "el arte" de la guerra llevara a Francia a recupera rel honor mancillado por los ingleses. Esa misma fe hizo que Leonor, predestinada a permanecer en el enrarecido ambiente de una cocina, se convirtiera en alguien útil y le labró un nicho en la historia de nuestra ciudad protagonizando un capítulo especial sin descifrar plenamente, pero lleno de mensajes sobre las sorprendentes posibilidades del ser humano para superar sus limitaciones y abrir nuevas fronteras que nos conducen a dimensiones ajenas al mundo convencional en que "vivimos".

Los invito a leer más sobre el pensamiento mágico de nuestra ciudad en el libro Historias y leyendas de Santa Rosa de Cabal , donde consigné una extensa investigación alusiva al  el pensamiento mágico de la ciudad. Lo pueden leer en la biblioteca municipal. Ah¡ ingresen también a  a ver el video en Youtube Jaime Fernández Botero: tras las huellas del ferrocarril en La Capilla.